La puta paciencia

Somos de mecha corta.

Cada vez más.

Me explico:

Cada vez que consumimos algo delante de una pantalla, actuamos así:

Abúrreme lo más mínimo...
...háblame de algo que no entiendo o...
... di lo mismo que ya están diciendo otros y que ya me sé...

Y a tomar por culo, X al canto.

Sin piedad.

Es como si cada uno tuviéramos un pacienciómetro encima de la cabeza y se fuera agotando con cada cosa que no está perfecto.

¿Que hago clic en un sitio y tarda en cargarse? -> Hasta luego

¿Que no vas al grano con lo que me quieres contar? -> Hasta luego

¿Me interesa pero me lo cuentas de forma aburrida? -> Hasta luego

Cada vez que alguien pincha la X del navegador muere un gato.

Esto, por supuesto, no es culpa tuya, es culpa de esa gente de internet que escribe cosas.

Esto lo aprendí de Steve Krug, un experto en usabilidad web y autor de un libro que ha envejecido de puta madre y que se llama "No me hagas pensar".

Puede que tus páginas de servicio enganchen desde la primera palabra y estén escritas en un lenguaje que podría entender un chaval de 14 años.

Si es así, enhorabuena. Si no, no les hagas pensar.

Y en la medida que puedas, aprende.

Dicho esto.

Si quieres "unirte a la fiesta" de los que están ganando dinero gracias al copywriting, pero no tienes ni idea de qué parte de tu negocio flaquea, lo mismo te interesa que le echemos un vistazo.

Para eso utiliza el botón de WhatsApp abajo a la derecha.

Guía gratuita

7 consejos para acertar al elegir un copywriter

Pon tu email y te la envío ahí:

.

** IMPORTANTE: Sólo vas a sacarle provecho a esta información si tienes un NEGOCIO con su correspondiente página web. Si no tienes un negocio, este ebook NO te interesa.

Hablar por WhatsApp
1
Pregúntame aquí
Hola, Soy Ángel.

Este mensaje es automático, pero tengo el móvil cerca y si me preguntas algo te responderé lo antes posible.