¡Ei! ¿Estás ahí?

Sí sí, tú, el que acaba de buscar la palabra "copywriter" en Google.

Exacto, tú mismo. Acércate un poco más. Ponte cómodo.

Así, perfecto.

Oye una cosa... ¿Qué andabas buscando? ¿Qué pretendes poniendo en Google la palabra "copywriter?

¿Informarte? Venga... sé un poco más concreto.

¿No se te ocurre nada?

Muy bien, yo te lo diré:

Estás aquí por dinero

¿Que no?

¿Estás seguro?

Muy bien, todos los que no estén aquí por dinero, les invito a irse.

.

¿ya?

¿Seguro?

(Quiero asegurarme que sólo os quedáis los que sois codiciosos y materialista como yo)

.

Perfecto, así mejor.

Le podemos dar todas las vueltas que queramos pero de lo que se trata siempre, en última instancia, es del dinero. Siempre.

Esa sonrisa forzada delante de alguien con el que nos interesa colaborar… es por dinero.

Esa paciencia tan "empática" con clientes que nos querríamos quitar de encima... es por dinero.

Esa compresión enlatada respondiendo un mail… es por dinero.

Todo ese contenido de "valor" que creamos para ayudar al mundo... es por dinero.

.

Vale si, estoy de acuerdo, pero... ¿Qué demonios tiene que ver el copywriting con el dinero?

Te pongo ejemplos:

Imagina que eres una psicóloga que trabaja online. Tienes una página web muy mona donde ofreces tu servicios. Vendes un pack de 8 sesiones a 500€. Te llegan de media 12 solicitudes de presupuesto al mes, de las cuales solo "consigues" tirar adelante 4. Total 2000€ al mes.

Ahora, decides hacer un cambio radical y contratas un copywriter profesional que te reescribe la página de servicios. Pasas de recibir 12 solicitudes de presupuesto a recibir 30.

Tu nuevo sueldo: 5.000€ al mes.

Ejemplo 2:

Eres un abogado especialista en la ley de segunda oportunidad. La ley esta que te quita las deudas. Un servicio que se suele dar por unos 3.000€. Pones anuncios en Google Ads y los envías a tu página web, 17 te piden información, de los cuales cierras 2. 6.000€ de facturación para tu bufete. Luego réstale los gastos.

Ahora, fichas un copywriter que te escriba los anuncios y en lugar de enviar los clicks de los anuncios a tu página de inicio, elaboras una página específica bien escrita. Te piden información 32, de los cuales cierras el mismo porcentage, o sea, 4. 

Tu nueva facturación: 12.000€

.

Iba a ponerte un tercer ejemplo, pero he pensado... ¡Qué coño! mejor te lo muestro tal cual.

Un alargador de pene

No me preguntes.

No tengo mucha fe en tipo de cosas cosas, no sé si funcionan o no, y la verdad, me importa un carajo. ¿Por qué yo soy muy machote o no lo necesito?

No, amigo...

Porque lo que realmente me hace babear, es como una página que vende una solución para que te crezca el miembro es capaz de facturar 30.000€...

DIARIOS...

Gracias a una obra maestra de copywriting

.

Lo que va a leer en pocas líneas es una clase magistral de copywriting, y probablemente, la página más rentable de internet en ese nicho (superando a todos sus competidores por bastantes miles de euros).

¿Listo?

Te copio y pego el texto exacto.

Ponte cómodo, y abre los ojos:

.......

"

Años 90.

Yo tenía 17 años, en esa época no se perdía la virginidad tan pronto como ahora.

Antes, enrollarse era darse besos con lengua en el parque.

Hoy en día, enrollarse en tener sexo.

Pero a mis 17 años, mi momento estaba a punto de llegar. Eso, en aquella época, debía hacerme sentir como un triunfador, sin embargo había algo que me preocupaba...

Al principio yo ignoraba si mi pene era pequeño, mediano o grande, ya que nunca me había caído en compararme con otros...

Desde mi punto de vista, mi pene era de tamaño "normal" – al menos eso creía yo.

Sin embargo…

Había alguien que al parecer si tenía un parámetro de referencia...

Mi novia.

Ella era 3 años mayor,  tenia un culo redondo y respingón, cintura de avispa y unos pechos de buen tamaño y bien puestos – ya sabes.

Un pivonazo.

Ese tipo de mujer por las que los hombres babeamos.

Y sí... era toda para mí.

Recuerdo aquel sábado por la tarde, en el día de mi cumpleaños…

Ella me había prometido el tan esperado “momento mágico” de intimidad, ese sería su regalo para mí.

El día era PERFECTO. Todo estaba controlado.

Estaba sola en su casa.

Solos.

Ella y yo.

Nada podía salir mal…

Era por la tarde, sobre las 18:30 y ya estaba empezando a oscurecer...

Y tenia en frente mio a una pedazo de mujer con unos leggins bien ajustados, prácticamente envasados al vacío... poco a poco se iba quitando la ropa y me deja ver un tanguita de encaje negro transparente con el que me empiezo a poner loquísimo.

Cuando veo que se quita la blusa y me deja ver un par de melones con unos senos rosados, grandes y redondos.

BUAHHH NEEEN!!!

Me sentía dios, le tenía unas ganas terribles..

Aún recuerdo las palabras exactas que ella me dice:

“Papi, déjame jugar con lo que tienes debajo de ese pantalón...”

Yo era un adolescente, sin experiencia y en ese momento me puse BRUTO por completo.

Sin mediar palabras, apenas y me pude aflojar el pantalón de lo nervioso que estaba y...

ella lo baja lentamente.

De pronto hace un ALTO...

... deja de tocarme, miro hacia abajo y ella...

Se muerde los labios, frunce el ceño “Ammm...”

Una risa a punto de salir disparada está siendo detenida en sus labios, y yo rogando...

“que no lo haga... que no lo haga... que no lo haga por favor”

Con una sonrisita sarcástica me pregunta...

“¿Tienes problemas de erección?”

Lo más humillante fue que ya no pudo contenerse y...

“JAJAJA...” suelta la tremenda CARCAJADA! Acompañada de un...

“lo siento no puedo evitarlo”

Es una pesadilla! me repetía a mí mismo.

Pero NO

En ese momento hubiese querido que la tierra me tragará… mi pene se encogió más de lo debido y sentí...

“el escalofriante 'beso de la muerte'
aniquilando mi hombría”
Afortunadamente nunca volví a ver a esta chica porque gracias a que le chismoseó a sus amigas todo el vecindario se enteró del tamaño de mi pene.

Mis papás tuvieron que mandarme a vivir con mis abuelos para evitarme TRAUMAS psicológicos y no tener que soportar los apodos que de ahí me hice acreedor.

“Eunuco”

“Pene Pitufo”

“Pequeño chile”

“Pipenillo”

“Pulgarcito” etc.

Bueno...

Aunque esa amarga experiencia me dejó con el “ego herido” no dejé que eso me opacara y traté de seguir con mi vida.

Pero, había un PROBLEMA...
Y el problema era mi “pequeño amiguito” allá abajo.

Cada vez que tenía encuentros sexuales con mis novias, como por arte de “embrujo” al poco tiempo me dejaban por otro fulano o simplemente terminaban la relación.

Un destello de luz se asomó a lo lejos cuando decidí dejar de engañarme a mí mismo y acepté la idea de que las mujeres – por muy pervertido que parezca – los prefieren GRANDES y GRUESOS.

Muy bien.

TAMAÑO es lo que ellas quieren. TAMAÑO LES DARE! – me dije a mi mismo.

Pero no tenía ni idea de dónde empezar o qué hacer para agrandar mi pene.

Así que acudí a mi mejor amigo de la infancia

zxczxczxczxczxczxcz

 

 

 

Para todo tipo de negocios como:

 Empresas de ingeniería, de moda, de construcción, de videojuegos, inmobiliarias...

... También para diseñadores web, profesionales del marketing, gente que se dedica al SEO, traductores, coaches, cocineros, editoras, psicólogas, consultores, médicos, comerciales, abogadas… etc, etc.

Dicho esto.

Incluso aunque tengas claro la fuerza y el impulso que puede coger tu negocio gracias a buena estrategia de copywriting, lo normal es que no tengas ni idea de lo que necesitas.

Tanto si lo tienes clarísimo como si necesitas que te oriente, puedes hablar conmigo directamente en el botón de WhatsApp que hay en la esquina abajo-derecha y responderé personalmente.

Copywriter Ángel J. Nieto

Especialista en Páginas de venta 
y Email Marketing

Ángel J. Nieto Chamorro | Calle de La Plana nº 57 | Palau-Solità i Plegamans
© 2017-2021 | Todos los derechos reservados

Guía gratuita

7 consejos para acertar al elegir un copywriter

Pon tu email y te la envío ahí:

.

** IMPORTANTE: Sólo vas a sacarle provecho a esta información si tienes un NEGOCIO con su correspondiente página web. Si no tienes un negocio, este ebook NO te interesa.